Halloween, una aberración desde el punto de vista Protestante

De nuevo un año más nos hemos encontrado por las calles de nuestra querida Sevilla un desfile de los más variopinto de personas disfrazadas de cualquier cosa con aspecto de terrorífico. Y lo que es más importante, con ellos nuestros niños que desde las propias instituciones tempranas académicas los hacen partícipes de este juego que los introduce en el más soez de los paganismos.

Sólo haré una breve referencia a los orígenes de esta festividad, en internet hay mucha información al respecto y como no se trata de algo socialmente mal visto, sino que es un elemento pagano que el hombre naturalmente caído lleva con orgullo, las fuentes son abundantes y bastante fiables.

Es la historia de siempre. Se repite. Es cíclica. O mejor dicho son los mismos hombres haciendo lo mismo una y otra vez a lo largo del tiempo.

Fiesta pagana, pero pagana de manual; incluso parece enraizarse en la religión pagana llamada druidismo ¿les suena lo de druída? : Tenemos cambios estacionales y de cosechas, el shamain celta, tenemos acortamientos y alejamientos de día/noche, sol y sombras; le añadimos una pizca de espíritus que van y vienen por creerse la época correcta, algunas ofrendas y sacrificios, supersticiones e 'iluminados' que conectan con el más allá y voilá.


Pero la cosa no termina ahí. Roma y sus romanos por supuesto adoptaron esta fiesta como costumbre importada de las zonas celtas ocupadas. ¿Puede haber algo más romano que apuntarse a una fiesta? pues si que lo hay. Y es que el papa Gregorio III allá por el S.IV intentó (permítanme que me ría) cristianizar la festividad trasladando la de Todos los Santos del mes de mayo al 1 de noviembre. Y me río porque se cristianiza una fiesta sin Cristo, y se hace lo mismito una y otra vez, como en Navidad, como las advocaciones marianas absorben deidades locales, etc etc etc. La Roma ecuménico-fagocitadora en su habitual expresión sin importar la prostitución doctrinal del compañero recién unido a la bacanal.

De este batiburrillo surge su nombre Haloween (All Hallows' Eve - víspera de todos los Santos) , leyendas asustaviejas del tipo Jack-o-lantern, el truco o trato / travesura o trato , las calabazas, o como escuché ayer, la calabaza Ruperta en alusión al programa estrella de los '80 en España, el 1-2-3.

Pero allá cada cual con sus creencias, paganos los unos, pseudopaganos los otros, ignorantes lo muchos. Lo que creo que no es de recibo -y esto es una opinión- es que el pueblo de Dios, el que sólo le rinde culto al Dios VIVO participe de este paganismo tan burdo. Ellos y sus hijos. Que cada cual haga examen de sí mismo con la Palabra en la mano. Pero claro, hay personas que se disfrazan de monstruos varios en Halloween y personas que se disfrazan de cristiano cada domingo.

JRMM




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Creado a partir de la obra en http://www.iprsevilla.com.

2 comments

Javier | 2 de noviembre de 2013, 16:38

¡Anda! Jeje, curiosamente escribí hace tiempo un artículo sobre el tema, es un festejo pagano y de orígenes diabólicos, los cristianos deben pasar olímpicamente de esa estupidez que cada vez festejan más tontos en España (hay que tener poca personalidad, normal en los españoles actuales):

http://lavozliberal.wordpress.com/2011/10/30/ojo-con-halloween-pagano-y-diabolico/

En estos días también hay que asistir al lamentable espectáculo de ignorancia de los que dicen que celebrar Halloween es introducir en España algo ajeno y propio de “malvados anglosajones protestantes, de WASP muy malos” para “desplazar a la tradición católica-española del Día de todos los santos”. En realidad, aparte de que tanto uno como otro son paganos (se puede decir que el 1 de noviembre sería el “Halloween católico), Halloween no es de origen anglosajón, sino celta, es la antigua fiesta del Sanhaim, efectivamente, que luego Roma “cristianiza”. Los anglosajones en los siglos XVII o XVIII, sobre todo en Norteamérica, evidentemente, al ser la mayoría protestantes no tenían nada que ver con esta fiesta que Roma había “cristianizado”. Son inmigrantes irlandeses católicos los que llevan algo similar al actual Halloween a las tierras de los actuales EEUU, sobre todo a partir del siglo XIX, y, además, es algo con bastante sentido: más evidente es que es algo que debió aparecer en un ambiente papista y supersticioso, no en uno protestante y bíblico.

Evidentemente, en el siglo XIX y XX el protestantismo retrocedió en EEUU y el RU y muchos anglosajones comenzaron a celebrar también esto, ya convertido en una antigua fiesta pagana secularizada.

Es cierto lo de los ámbitos académicos y cómo meten a los niños en estas cosas, nada de lo que haya que extrañarse. Encima, por lo visto, supongo que será cierto, hay colegios donde montan un Halloween en clase de inglés, claro, por esa ignorancia sobre los orígenes de ese festejo que he comentado antes.

IPRSevilla | 2 de noviembre de 2013, 18:51

Evidentemente no podemos competir con la maquinaria propagandística de hollywood y el corte inglés, con lo cual el pulso contra la ignorancia supina de la mayoría sobre el tema esta perdido de antemano. Lo que es de rechinar dientes es lo difícil que está socialmente salirse y no seguir estas paparruchadas cuando encima no son ni tradición en estas tierras. No por nosotros, que si hay qeu dar un puñetazo en la mesa, pues se da, sino por nuestros hijos muy pequeños que llegan a verse excluídos y rechazados por no participar de este ''juego'', incluso por aquellos que son sus guías académicos revestidos de autoridad. Contra ellos y contra su ignorancia supina es con quien hay que luchar. Ardua tarea me queda con mis dos hijas.
Un abrazo Javier

JRMM

Publicar un comentario